Mermelada de Caqui, receta y usos

El Caqui o kaki, es un fruto tropical que como algunos lo conocemos es de los más beneficiosos para la salud, con forma redondeada y estéticamente similar al tomate es una fruta proveniente de las cosechas del árbol de Caqui en Asia, siendo éste el continente precursor de esta exquisita fruta. Además de tener múltiples beneficios, tiene un sabor delicioso y fresco que es ideal para la creación de postres y recetas cuyo sabor más resaltante es el dulce (haz clic aquí para conocer más sobre el caqui). Puede ser usado en variedad de recetas aportándole el dulzor necesario a la misma con tan solo agregar unas porciones de esta fruta.

Su principal uso es en mermeladas, dulces y con un color naranja muy especial. Esta fruta es ideal para este tipo de recetas por su consistencia firme, permitiendo un resultado cremoso y aterciopelado que no se obtiene fácilmente de otras frutas. A continuación te daremos la receta más sencilla para preparar una exquisita mermelada natural de caqui.

Debes tener en cuenta que para preparar esta mermelada debes conseguir los caquis en estado de maduración elevada, pues si los obtienes tiernos no obtendrás el mismo resultado por la astringencia natural de esta fruta.

Necesitaras:

  • Caquis maduros – 5 o 6 piezas
  • Azúcar – 1 taza
  • Agua – ¼ de taza
  • Limón – ½ limón

Preparación:

Lava y pela los caquis (si es de tu preferencia pelarlos), córtalos en trozos pequeños y apártalos para usarlos luego. En una olla agrega el agua y el azúcar, revuelve. Agrega los caquis al agua con azúcar y revuelve de nuevo, deja cocinar por 5 minutos y agrega el jugo de limón. Mezclar y dejar que la preparación hierva a fuego lento sin olvidar revolver periódicamente para evitar que se queme. Cuando se observe una consistencia espesa apartar la mezcla del fuego y llevar a la licuadora. Una vez se licúa la mezcla, dejar enfriar y transferir a un envase previamente esterilizado. Conservar en la nevera.

Nota: En caso de no obtener la consistencia deseada, podría agregarse una cucharadita de pectina al final de la cocción de la mezcla.

Al preparar esta receta no tardarás más de una hora y podrás emplearla en galletas, pan, pasteles, en helado como topping, en tortas de cumpleaños e incluso pura y podrás degustar de un sabor exótico y sabroso. Es deliciosa, y es recomendada para todo tipo de edades y paladares.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *