Suplementos y dieta para aumentar la producción de leche (prolactina) durante la lactancia

La lactancia funciona con un principio simple de oferta y demanda, aunque de vez en cuando es posible que necesites un poco de ayuda extra con la producción de leche. Algunos medicamentos y alimentos comunes pueden ayudar a impulsar tu suministro de leche si tu bebé tiene una racha de crecimiento, si estas pasando trabajo para amamantarlo, o si el bebé es incapaz de amamantarse.

Estos medicamentos y alimentos pueden ser integrados en una dieta saludable y bien balanceada, y muchos tienen una larga historia de uso como galactogogos tradicionales en varias culturas.

Medicamentos para aumentar suministro de leche

Los medicamentos que aumentan los niveles de hormonas de la leche, como la prolactina, pueden aumentar la producción de leche de la madre en situaciones como la re-lactación o la lactancia adoptiva o cuando una madre ha estado tratando un mantener un suministro de leche mediante el bombeo para un bebé que no puede alimentar al pecho. La medicación con el mejor récord de ser eficaz es la metoclopramida, 10 ml, 3-4 veces al día, durante 4 a 14 días y, a continuación,  reduciendo gradualmente la dosis.

El uso de otros medicamentos se encuentra todavía en la etapa experimental. La hormona de crecimiento humano se ha demostrado que aumenta la producción de leche materna en madres de bebés prematuros, similar a lo que hace la industria láctea mediante la administración de hormonas de crecimiento bovino. También en etapa de investigación está el uso de la hormona liberadora de la tiroides, que se ha demostrado que aumenta los niveles de prolactina. El aerosol nasal de oxitocina estimula el reflejo de expulsión de leche.

Si tienes una situación especial que justifique el uso de medicamentos para aumentar tu producción de leche, consulta a tu médico. A continuación tenemos algunos alimentos que puedes usar para aumentar la producción de leche sin tener que consultarle a tu médico, pues no tienen efectos secundarios de ningún tipo(a no ser beneficiosos).

Avena. La avena es uno de los alimentos más lactogénicos, ya que son ricos en hierro, es un alimento relajante y comparte propiedades con algunos otros galactogogos comunes, como la alfalfa.

Verduras. Varios vegetales se utilizan tradicionalmente para apoyar la lactancia. Las semillas de hinojo y pueden ayudar a estimular la producción de leche. Las verduras rojizas, incluyendo remolachas, zanahorias y batatas ofrecen generosas cantidades de beta-caroteno, así como otros minerales claves para madres lactantes. Las verduras de hojas verdes, como la col rizada y acelgas son ricas en minerales, calcio y hierro para apoyar la lactancia materna y estimular la producción de leche. La incorporación de estos alimentos a tu dieta te proporcionará nutrientes importantes y puede aumentar ligeramente tus cantidades de prolactina, la hormona responsable de la lactancia materna.

Cebada. Al igual que la avena y otros cereales integrales, la cebada puede ayudar a aumentar tu producción de leche. Las alternativas comerciales incluyen la achicoria, malta y otros alimentos comúnmente asociados con la producción de leche.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *