Recomendaciones dietéticas para la diabetes gestacional

La diabetes diagnosticada durante el embarazo se llama diabetes gestacional, se produce en aproximadamente el 7 por ciento de todos los embarazos y por lo general, surge en la segunda mitad del mismo y desaparece tan pronto como nace el bebé. Sin embargo, si la diabetes gestacional no es tratada, puede tener complicaciones.

El primer paso en el tratamiento de la diabetes gestacional es modificar tu dieta para ayudar a mantener un nivel de azúcar en sangre en el rango normal, sin dejar de comer una dieta saludable. La mayoría de las mujeres con la azúcar en sangre bien controlada dan luz a niños saludables y sin ningún tipo de complicaciones.

Una forma de mantener tus niveles de azúcar en sangre en el rango normal es mediante el control de la cantidad de carbohidratos que comes. Los alimentos con carbohidratos se digieren y se convierten en glucosa (un tipo de azúcar).

Los carbohidratos se encuentran en los siguientes alimentos:

• Leche y el yogur
• Frutas y jugos
• Arroz, granos, cereales y pastas
• Panes, tortillas, galletas, panecillos y bollos
• Frijoles secos, arvejas y lentejas
• Papas, maíz, ñame, guisantes y calabaza de invierno

Los dulces y postres, la miel, jarabes, pastas, galletas, refrescos y los dulces también suelen tener grandes cantidades de hidratos de carbono.

Las siguientes son recomendaciones dietéticas que te ayudarán a mantener tus niveles de azúcar en sangre seguros:

  • Distribuye tus alimentos entre tres comidas y dos o tres meriendas al día. Comer demasiado de una sola vez puede causar que tu azúcar en sangre se eleve demasiado. Es muy importante que no te saltes las comidas.
  • Come porciones razonables de almidón. Los alimentos con almidón, finalmente, se convierten en glucosa por lo que es importante no excederse. Sin embargo, el almidón debe ser incluido en cada comida, una porción razonable es aproximadamente una taza de almidón total por comida, o dos pedazos de pan.
  • Bebe solo una taza de leche por vez. La leche es un alimento saludable y una fuente importante de calcio. Sin embargo, la leche es una forma líquida de carbohidratos y beber demasiada de una sola vez puede elevar tu azúcar en la sangre.
  • Limita las porciones de frutas. La fruta es un alimento saludable, pero es alta en azúcares naturales. Puedes comer dos porciones de fruta al día, pero sólo una a la vez.
  • Evita los jugos de fruta. Se necesitan varias frutas para hacer un vaso de jugo. El jugo es una fuente concentrada de hidratos de carbono. Debido a que es líquido, el jugo puede aumentar el azúcar en la sangre rápidamente.
  • Evita los dulces y postres.  Las tortas, galletas, dulces y pasteles tienden a tener cantidades excesivas de carbohidratos. E
  • Mantente alejada de los azúcares añadidos. No agregues azúcar, miel o jarabe a tus alimentos. Usa edulcorantes artificiales en lugar de azúcares añadidos.
  • Mantén un registro de los alimentos que comes. Asegúrate de registrar todos los alimentos y la cantidad que comes cada día, esto te ayudará a controlar tu ingesta de carbohidratos. Además, usa tazas de medir para tener la mejor precisión posible.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *